Pruebas de Competencias básicas

Cada año se convocan las pruebas de evaluación que evalúan las competencias y conocimientos básicos que tienen que haber adquirido los alumnos al final de etapa. La idea es saber a qué nivel están los alumnos para poder seguir con normalidad el currículum de la ESO, en el caso de los de 6º de Primaria o bien obtener el graduado escolar de ESO, en al caso de las pruebas de 4º de Secundaria. Son unas pruebas externas que tienen un carácter informativo, formativo y orientador para los alumnos, las familias y los centros.

Las pruebas de Competencias de 4º de ESO suelen tener lugar en el mes de febrero y las de 6º en el mes de mayo. Están llamadas pruebas competenciales porque estos exámenes procuran evaluar el grado de adquisición, no a nivel de contenidos exclusivamente, sino el nivel de competencias de los alumnos o la capacidad de utilizar los conocimientos y las habilidades en contextos y situaciones que requieren la intervención de conocimientos vinculados a diferentes saberes, como la comprensión, la reflexión o el discernimiento.