FAQ

¿Por qué el nombre de Aude !?

Sapere aude!, Atrévete a pensar! son las palabras que usó el poeta Horacio, en la Roma del siglo I, para animar a su amigo Lolio a emprender el camino de la sabiduría y la felicidad.

Para escoger el nombre del nuevo proyecto se organizó un concurso de nombres creativos para las familias y el profesorado de los colegios. Había nombres de todo tipo, algunos realmente originales. Después se hizo una votación y Aude !, salió ganador por amplia mayoría.

El nombre de Aude! nos inspira a soñar y ser atrevidos pero también a trabajar por la sabiduría y la felicidad de todos nuestros alumnos. 

¿Por qué un nuevo proyecto pedagógico?

 En el mundo y la sociedad actual las cosas cambian rápidamente. A menudo se producen avances psicopedagógicos y neurológicos que ayudan a entender mejor la educación y cuestionan los modos de hacer tradicionales.

Ante la nueva situación y mirando el futuro, Aude !, quiere aprovechar estos cambios como una oportunidad para renovar nuestro proyecto pedagógico y adaptarlo a las necesidades de las familias y alumnos del siglo XXI.

Aude !, es un paso más en el camino de siempre: hacer efectiva nuestra misión en los tiempos actuales. Del 2011 al 2015 fue la hora del proyecto Institución 2.0 que supuso un gran avance. Ahora de 2016 a 2020 vamos a hacer una transformación pedagógica que nos permita seguir ofreciendo una educación excelente. 

Todos estos cambios, ¿ponen en riesgo la educación y aprendizaje de los alumnos?

Los cambios metodológicos que Aude! propone, están contrastados pedagógicamente con evidencias científicas que garantizan su efectividad. Las competencias se aprenden vehiculadas con los conocimientos y ayudan a una mejor comprensión de los contenidos. Para garantizar la eficacia del proceso, la aplicación de los cambios metodológicos se harán de manera progresiva y planificada. 

¿Cómo pueden participar las familias en Aude !?

 Las familias, primeras responsables de la educación de sus hijos, han tenido un papel importante en la definición del proyecto gracias a las dinámicas de participación “Retos de futuro” que se hicieron en cada colegio.

A partir de ahora pueden participar de tres maneras diferentes: disfrutando del aprendizaje con sus hijos, colaborando en nuevos proyectos, y participando en las diferentes actividades de formación.

Además, pueden seguir informadas a través de esta web y del resto de medios de comunicación ordinarios del colegio: reuniones, actividades, newsletters. 

¿Como entiende la educación personalizada Aude !?

 La personalización de la educación y la estrecha colaboración con las familias es, por Aude !, el modelo pedagógico más eficaz para lograr el propósito de la educación de la persona.

Cada persona es única y singular y necesita, para su crecimiento, una atención y seguimiento individual que tenga en cuenta su singularidad en todas las dimensiones: física, socio-afectiva, intelectual y trascendente.

En Aude! toda la innovación está en función de esta personalización, tanto en los aspectos referentes al aprendizaje académico como los de crecimiento personal.

¿Pueden todos los alumnos desarrollar un liderazgo ético?

Aunque hay personas que nacen con unos talentos que los hacen líderes naturales, también es cierto que las cualidades de un líder y sobre todo de un líder ético, como la confianza, el compromiso o la integridad personal son educables y pueden desarrollar todas las personas, en mayor o menor grado.

Uno de los retos de Aude! es Atrévete a ser feliz! La clave del crecimiento personal y la felicidad está en la ilusión de ayudar a los demás y contribuir a mejorar el mundo. La mejor manera de conseguirlo es ayudar a cada alumno a descubrir sus talentos y aprender a vivir su vida con autonomía y sentido.

¿Qué significa que el aprendizaje debe estar centrado en el alumno?

 Los últimos estudios sobre aprendizaje concluyen algunos principios necesarios para que éste se convierta en eficaz. Uno de ellos es que el alumno debe estar en el centro de todo el proceso. Esto quiere decir que el alumno debe participar en su propio aprendizaje de manera activa, con iniciativa e implicación personal. El aprendizaje debe suponer para él o ella un reto que lo motive a esforzarse, hacer preguntas, pensar, y estudiar. En definitiva, se trata de fomentar la curiosidad y el deseo por aprender y desarrollar la capacidad de hacerlo con autonomía.

Algunas metodologías que ayudan a poner al alumno en el centro son el aprendizaje cooperativo, la teoría de las inteligencias múltiples o la contextualización de los contenidos en la resolución de problemas reales.

¿Cuál será el papel del profesorado en estas nuevas dream school?

Como siempre el profesorado debe ser experto y modelo para el alumno. Ahora, además, deberá guiar y evaluar su proceso de aprendizaje desde una nueva perspectiva. El alumno, además de aprender los contenidos debe desarrollar competencias que le ayuden a comprenderlos en profundidad y aplicarlos para resolver problemas reales en colaboración con sus compañeros.

En las dream schools el profesorado enseña a los alumnos a autoevaluarse para aprender mejor, a pensar, a comunicarse y buscar información relevante, a decidir y encontrar soluciones. Es más un facilitador de conocimiento que un transmisor. Su trabajo es, sobre todo, la de crear oportunidades de aprendizaje para cada uno de los alumnos.

¿Desaparecen las clases magistrales?

Una buena clase magistral siempre tiene gran valor. Pero deja de ser el único método.

Los alumnos dejan de estar pasivos mientras el profesor / a “cuenta” y se implican haciéndose preguntas, buscando información, resolviendo problemas, aprendiendo a aplicar los conocimientos a situaciones reales, autoevaluando y ayudándose unos a otros a comprender mejor.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de cultura de pensamiento?

Para comprender los conocimientos y saber aplicarlos necesitamos pensar y pensar bien. En la sociedad del conocimiento y la información lo más importante no es acumular gran cantidad de conocimientos que pronto quedan obsoletos sino comprenderlos en profundidad y ser capaz de aprender por uno mismo durante toda la vida.

Crear una cultura de pensamiento en las aulas y en el colegio significa priorizar el pensamiento y la comprensión de los contenidos en lugar de la simple memorización, con el objetivo de que los alumnos los aprendan más y mejor, a la vez que aprenden a pensar. Esto se consigue cambiando el estilo de trabajo y cuidando de generar oportunidades para desarrollar los diferentes tipos de pensamiento. Las claves para ello son: hacer y enseñar a hacer buenas preguntas, hacer visible el pensamiento, dedicar tiempo para pensar, y utilizar sistemáticamente las rutinas y habilidades de pensamiento. [/ vc_toggle]

¿Qué significa cambiar el paradigma evaluativo?

Estamos acostumbrados a un tipo de evaluación fiscalizadora, centrada en exámenes y resultados. Otra manera de ver la evaluación es como herramienta formativa orientada al aprendizaje. En este sentido lo más importante será la autoevaluación y la capacidad del alumno de aprender por sí mismo. Cuando valoramos lo que el alumno ha aprendido nos fijamos más en el proceso que ha seguido que en el resultado, en lo que comprende más que en lo que memoriza. De esta manera el esfuerzo del alumno también se concentra más en entender los contenidos y saber aplicarlos en recordar sólo ideas o conceptos.

El gran beneficio de este tipo de evaluación es un alumno capaz de aprender de los propios errores y autónomo en su aprendizaje. 

¿Cómo afecta el aprendizaje cooperativo en el aprendizaje de los alumnos que destacan?

Quien ha vivido la experiencia de enseñar algo, se da cuenta enseguida de que lo sabe mejor después de explicarlo que antes. Los estudios sobre cooperativo dicen que los alumnos con nivel alto mejoran su rendimiento cuando trabajan en cooperativo, ya que cuando explicas lo que sabes lo aprendes mucho mejor.

El aprendizaje cooperativo permite además desarrollar habilidades socioemocionales como la autoestima, la asertividad y la empatía, y virtudes como el respeto y la solidaridad.

Cuando los alumnos trabajan cooperativamente aprenden a tener una actitud abierta hacia los demás y también que en equipo podemos llegar más lejos. Una de las competencias profesionales más valoradas en el siglo XXI es la capacidad de trabajar en equipo.

¿Cómo llegar a todos los contenidos cuando se trabaja por proyectos?

Hay evidencias que demuestran que recordemos menos de un 15% de lo que aprendemos en la escuela. Además en la actualidad, y aún más en el futuro, tenemos una gran cantidad de información a un clic. Los expertos reconocen que una de las revisiones más urgentes del curriculum es el de los contenidos.

Las asignaturas tienen muchos contenidos que se repiten año tras año y parece que no se acaban de aprender. El trabajo por proyectos quiere conseguir un aprendizaje más comprensivo y significativo. Los contenidos se contextualizan y globalizan. De esta manera el alumno se implica más en su aprendizaje y le encuentra sentido.

¿Cómo está previsto trabajar la lectura y la escritura?

La lectura y la escritura están en la base de todo aprendizaje, necesitamos leer y comprender lo que leemos para poder pensar, y escribir lo que pensamos para expresar lo que tenemos dentro. Tanto una como la otra tendrán en Aude! un papel central.

Uno de los caminos para trabajar la lectura es el proyecto lector QH (Calidad Humanista). Este proyecto propone una amplia selección de libros por edades con dos objetivos, el fomento de la lectura y la educación en valores. Asimismo se hace un seguimiento personalizado de la calidad lectora de cada alumno.

La escritura se trabaja como herramienta de comunicación y también como herramienta de pensamiento. En este caso juega un papel importante el proceso de escritura asociado a cada rutina y cada habilidad de pensamiento.

¿Qué lugar tendrá la tecnología en las aulas Aude!?

Aude ! entiende la tecnología como una herramienta para el aprendizaje y la comunicación. En el primer caso la ve como una oportunidad para la personalización del aprendizaje. En el segundo, como una necesidad para entender y relacionarse en el mundo actual.

El uso de herramientas digitales permite adaptarse a los diferentes ritmos y estilos de aprendizaje, y hacer un seguimiento más preciso de los avances de cada alumno. El profesorado puede utilizar infinidad de recursos digitales para hacer la clase más interesante, contextualizar el aprendizaje, fomentar la autonomía de los alumnos, ganar tiempo para dedicárselo a los que más lo necesitan, etc.

En la era de la tecnología y la información uno de los aprendizajes más importantes es aprender a buscar, seleccionar y sintetizar información para poder utilizarla de manera inteligente.

¿De qué manera la comunidad educativa se puede implicar en la línea compromiso social?

Para Aude! el propósito de la educación es educar personas íntegras, competentes y emprendedoras, preparadas para hacer el mundo el mejor lugar para vivir. La línea compromiso social hace realidad el final del camino de crecimiento personal de toda persona: dar a los demás lo mejor que tiene.

Este espíritu de Aude !, de servicio a las familias ya toda la sociedad, se concreta ofreciendo diferentes oportunidades a toda la comunidad educativa, padres, profesorado y alumnos, para implicarse en proyectos solidarios de servicio a la comunidad y compromiso con el entorno.

¿Está el profesorado preparado para este cambio?

Aude! propone una transformación planificada a 5 años donde la formación del profesorado es una prioridad. Cada línea tiene unos objetivos concretos alcanzables durante este tiempo.

Cada proyecto de Aude! lo dinamiza un equipo de expertos que va por delante, primero formándose y aprendiendo, luego formando y asesorando el resto de profesorado.